¿Cuál es la importancia de las técnicas de estudio?

La aplicación de los métodos de estudio es importante ya que permiten corregir ciertos hábitos y también podemos mejorar o reforzar nuestro rendimiento académico.

¿Cuál es la importancia de las técnicas de estudio?

Las técnicas de estudio son una parte elemental y con gran importancia ya que permiten ordenar el trabajo, priorizar metas, aprovechar los recursos disponibles del mejor modo, hacer un uso mas eficiente del tiempo y además también permiten desarrollar nuevas técnicas y modos de enfrentar el conocimiento a futuro. Las técnicas de estudio se utilizan para brindar al estudiante todas las estrategias que puede llevar a cabo para obtener los mejores resultados en sus estudios y afrontar correctamente las actividades académicas.

Lo mejor es aprender técnicas de estudio desde los primeros cursos para que puedas ir adquiriendo dicha habilidad poco a poco y, así, aprovechar al máximo los beneficios.

El éxito de las técnicas de estudio se basa en el orden, la constancia y en la creación de buenos hábitos que te permiten actuar con mejor preparación frente a determinadas tareas asignadas.

¿Cuáles son las ventajas de aprender estos métodos de estudio?

– Comprender mejor: cada técnica está pensada para poder absorber al máximo los conceptos a estudiar.
– Ahorrar tiempo: cada una de estas técnicas busca optimizar el tiempo dedicado al estudio. Lo logran enfocándose solamente en aquello que es más importante a la hora de estudiar.
– Automatizar estudiar: Cuando domines las técnicas de aprendizaje, no te detendrás a pensar en cómo estudiar. Simplemente podrás identificarás la mejor manera de aprender el material y aplicarás la técnica que corresponde.

Tipos de técnicas de estudio

1. Planificación y organización

A - Apuntar en una agenda la fecha de los exámenes y de los trabajos que hay que entregar.

B - Dedicar todos los días unos minutos al estudio o al repaso de las asignaturas.

C - Establecer un horario de estudio realista y constante.

D - Utilizar siempre el mismo lugar de estudio y que este cuente con unas condiciones ambientales adecuadas.

E - Realizar descansos de unos minutos para relajarse y concentrarse mejor.

2. Lectura y comprensión

Para que un texto pueda ser asimilado, es necesario entenderlo, pero para poder hacerlo bien, hay que leerlo de forma correcta y prestando atención.
Hay dos tipos de lectura:
A - Prelectura: una primera lectura rápida, que sirve como exploración para saber de qué trata el texto.
B - Lectura comprensiva: una segunda lectura en la que hay que leer con detenimiento y asegurarse de comprender cada párrafo. De este modo, se van interiorizando las
ideas del texto.

3. Seleccionar la información importante

Después de haber comprendido lo que he leído, hay que pasar a seleccionar las ideas principales y secundarias del texto. Esto se puede llevar a cabo mediante la técnica del subrayado. Gracias a esta técnica podemos localizar y captar las ideas principales de un texto lo que favorece el estudio activo y ayuda en el proceso de compresión.

En el momento en el que subrayas, ya estás distinguiendo entre las ideas o las palabras claves de un texto de las secundarias. Además, con la práctica, estás potenciando tu capacidad de síntesis.

Por lo general, se tiende a subrayar frases que resuman ideas. Pueden estar al principio, en el medio o al final de un texto. Es muy útil subrayar también ejemplos que sabes que te ayudan a comprender mejor la materia o palabras clave que te ayuden a recordar mejor las ideas.

Las técnicas de estudio suelen permitir al estudiante comprender mejor el material que se le exige para poder rendir un examen o para comprender un tema. Cuando se habla de un texto podemos mencionar aquellas que van desde lo más simple como hacer una lectura exploratoria del documento, subrayar o marcar al margen ideas esenciales hasta aquellas más complejas que ya requieren un mayor nivel de práctica y trabajo como por ejemplo cómo realizar un resumen, un cuadro sinóptico o una red conceptual en la cual todos los términos estén correctamente relacionados entre sí. Estas habilidades llevan tiempo y no se pueden desarrollar de un día para el otro, y esto marca la importancia de las técnicas de estudio para permitir al alumno lograr un buen nivel de estudio.

Cuando hablamos de técnicas de estudio hacemos referencia a las estrategias que pueden variar en gran modo de acuerdo al nivel educativo (primario, secundario, universitario) pero que en definitiva tienen un mismo objetivo y buscan cumplir con un mismo fin que es que el alumno pueda obtener mejores resultados a partir del desarrollo de diferentes habilidades o aptitudes que le permitan encarar mejor cada actividad o tarea.

El esquema: es  la expresión gráfica del subrayado que contiene de forma sintetizada las ideas principales, las ideas secundarias y los detalles del texto. Pueden ser de llaves o corchetes, de desarrollo a partir de una idea general o en esquema radial para ir relacionado ideas.

El resumen: es un texto expositivo que creamos a partir de otro texto. Consiste en exponer de forma breve, clara y fiel lo que el autor de un texto expuso. Da cuenta del sentido global del texto.

4. Memorización y evaluación

Para retener lo aprendido hay que hacer un gran esfuerzo mental. De hecho guardar la información en la memoria no es un proceso sencillo. Por ello, es conveniente utilizar ciertas reglas mnemotecnias o trucos sencillos que facilitan la memorización.

Además, como último paso en el estudio, hay que evaluarse para comprobar lo que se ha aprendido. Y, si es necesario, seguir repasando.

Puedes realizar nuestros Test de Orientación Vocacional de forma gratuita haciendo click abajo

Puedes conocer más sobre Test Vocacional en NUESTRA WEB

¿Cuál es tu reacción?

like

dislike

love

funny

sad

wow